AAFAF - Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico

Inversión millonaria para que todo Puerto Rico tenga acceso a internet de alta velocidad

Líderes del sector de telecomunicaciones revelan las prioridades para el 2024 y cómo avanzan para cumplir con la meta de que todo negocio y hogar tenga al menos una alternativa de servicio de banda ancha

 

La industria de las telecomunicaciones entra al 2024 con acceso gradual a un pote de $900 millones en fondos estatales y federales para incrementar su resiliencia energética y alcanzar la meta de que, para finales de 2026, cada localidad de Puerto Rico tenga al menos un punto de acceso a internet de alta velocidad.

 

“Estamos en un punto bien interesante. Por primera vez, el gobierno trabajó un plan de construcción de telecomunicaciones a cinco años. Es algo muy beneficioso para Puerto Rico y para la industria, porque nos ayuda a planificar”, indicó Wanda Pérez Álvarez, presidenta de la Alianza Puertorriqueña de Telecomunicaciones (APT), que agrupa a 25 empresas, desde empresas pequeñas y regionales hasta jugadores de escala internacional.

 

Entre las asignaciones planificadas, Pérez destacó una asignación de $30 millones para mejorar la resiliencia energética, por entender que refuerza las “inversiones millonarias” que ya han hecho las compañías para mantener el servicio arriba cuando la red eléctrica falla.

 

“Además de esto, tenemos el fondo Uniendo a Puerto Rico, un proyecto que conectará al 100% de las localidades de Puerto Rico a internet de alta velocidad”, mencionó Pérez sobre la iniciativa que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) inició en 2018. Desde entonces, la agencia ha asignado $237.9 millones para reforzar las redes móviles y $127 millones para acrecer el acceso a internet fijo en la isla.

 

“Para diciembre del 2026, todas las localidades —casas y negocios— de Puerto Rico tendrán acceso a internet de alta velocidad. Vamos a ser una de las pocas jurisdicciones en el mundo”, proyectó la abogada experta en telecomunicaciones.

 

Sin embargo, denunció que las ambiciosas metas de despliegue encaran un “reto importantísimo: la situación de los permisos”. Explicó que cada proyecto requiere permisos distintos, tanto estatales y municipales como los que se gestionan con el consorcio LUMA Energy, si se van a usar postes y servidumbres. “Si necesito ocho permisos, consigo siete en un día, pero el octavo, lo consigo ocho meses después, entonces el proceso me tomó 9 meses, no un día”, expuso.

 

“Queremos que se cierre la brecha de acceso a internet, hay planes del gobierno a cinco años, con diferentes iniciativas y los fondos están disponibles (…), pues que el gobierno sea facilitador, para que las compañías puedan completar la construcción de esta infraestructura que, al final, lo que busca es cerrar esa brecha digital”, exhortó, por su parte, María de los Ángeles Virella, presidenta de WorldNet.

 

Más 5G y más capacidad

 

Además de los fondos públicos, la inversión privada suma unos $500 millones anuales, según los estimados de la APT y este año no será la excepción, confirmaron los líderes de la industria que conversaron con Negocios en entrevistas separadas.

 

“Puerto Rico tiene la mayor disponibilidad de 5G en el mundo. Es un estándar bien alto”, subrayó Jorge Martel, gerente general y vicepresidente ejecutivo de T-Mobile en Puerto Rico. Por ello, señaló como prioridad “seguir invirtiendo en capacidad, en expandir la red, enfocándonos particularmente en las áreas de un nivel socioeconómico bajo y áreas que en inglés llamamos ‘underserved’”.

 

La afirmación de Martel se sostiene con la versión más reciente del mapa de banda ancha que la FCC presentó en junio de 2023. En esa herramienta, Puerto Rico aparece con disponibilidad de conexión 5G, definida como 35 megas de velocidad o más, en 99.5% de sus áreas urbanas y en 48.34% de sus áreas rurales.

 

A modo de contraste, el estado de Florida aparece con 5G disponible en 94.19% de sus zonas urbanas y en 33.57% de las rurales. Mientras, en el estado más pequeño, Rhode Island, hay 5G en 86.46% de las áreas urbanas y 36.35% de las rurales.

 

Enrique Ortiz de Montellano, presidente y principal ejecutivo de Claro, compartió que “vamos a seguir desplegando 5G, que ya tenemos 94% de cobertura respecto a la población y queremos desplegar más la banda milimétrica”. El término se refiere al espectro de frecuencias más altas, capaz de ofrecer velocidades muy altas, pero por distancias más cortas. Por eso, se considera ideal para puntos de alto tráfico, como el Coliseo de Puerto Rico, por ejemplo.

 

Agregó que el 5G también lo ofrecen como alternativa de internet inalámbrico para el hogar, “con sobre 200 megas” de velocidad. Indicó que esa alternativa es especialmente útil para lugares donde aún no hay acceso a fibra óptica o queda en lugares donde resulta difícil llevarla.

 

Mientras, Naji Khoury, quien dialogó con este medio días antes de que se anunciara que saldría de su rol como presidente de Liberty Puerto Rico, confirmó que, “en la red móvil 5G, vamos a continuar mejorando y agregando más cobertura, confiabilidad y velocidad”.

 

Para alcanzar tal objetivo, la empresa apuesta a que se apruebe la adquisición del espectro de Dish Network, transacción que ascenderá a $256 millones y aumentaría las velocidades y la capacidad de su red móvil en 30%.

 

Más celulares que personas

 

El hincapié en 5G va de la mano con el crecimiento del ercado móvil, tanto para uso personal como de negocios.

 

Para septiembre de 2023, el Negociado de Telecomunicaciones (NET) ercad que en Puerto Rico había unas 750,400 líneas telefónicas fijas y 3.96 millones de líneas móviles. Si se ercad los datos históricos del NET con el estimado poblacional, se observa que, desde el 2017, hay más celulares activados que personas en Puerto Rico.

 

Y cultivar la lealtad de los ercado se hace crítico en un ercado donde 75% del servicio móvil es por contrato (conocido también como postpago) y solo 25% es prepagado.

 

Por otro lado, aunque el número de líneas fijas, según el NET, esté muy por debajo de las móviles, la cifra marca 8.5% más que en 2019, cuando había unas 686,901.

 

Crece el internet en el hogar

 

De otra parte, las suscripciones de servicio de internet fijo tienden al alza, aunque en 2023 muchos patronos e instituciones educativas volvieron a operaciones presenciales o híbridas. Las 3.16 millones de suscripciones registradas en 2019 se dispararon a casi 3.5 millones en 2020, año en que se declaró la pandemia de Covid-19. En 2021, subieron a 3.73 millones; en 2022 a 3.92 millones; y para septiembre de 2023 alcanzaban 4.06 millones.

 

La tendencia coincide con el impulso al despliegue de fibra óptica al hogar y a los negocios, así como con los subsidios que la FCC ha brindado desde 2020 para costear el servicio.

 

Debido a que el Congreso de Estados Unidos no autorizó fondos adicionales, la FCC proyecta que el subsidio llamado Programa de Conectividad Asequible (ACP, en inglés) se agote para abril de 2024. El ACP ha ofrecido $30 de descuento en la factura de internet de personas de bajos ingresos o beneficiarias de otros programas gubernamentales. Es decir, en los pasados tres años, gracias al programa federal, cada persona o entidad elegible al ACP recibió un alivio de aproximadamente $1,080 en su factura de internet.

 

En el caso de Claro, Ortiz de Montellano afirmó que “sin duda va a seguir el despliegue de fibra óptica”, luego de cerrar el 2023 con ese servicio disponible en unos 630,000 domicilios y negocios. El plan es agregar 100,000 localidades este año.

 

“De un estimado de 1.2 millones de hogares, pues va a haber un porcentaje muy importante de fibra directa a las casas y negocios. Eso, sin duda, es una meta muy buena. Nos pone a competir muy, muy bien con cualquiera”, aseveró.

 

A su vez, mediante adquisiciones recientes, Virella informó que WorldNet, especializada en servicios a negocios, obtuvo “fibra adicional a la red que ya teníamos, y parte de los proyectos es ampliarla para llegar a muchos más pueblos de Puerto Rico”.

 

Aunque Liberty no comparte números específicos, Khoury sí indicó que la empresa continuará con el despliegue de fibra al hogar, luego de que en 2023, se enfocaron en densificar sus instalaciones en San Juan, Guaynabo, Caguas y Guayama, entre otros municipios. La empresa también cuenta con una red híbrida de fibra y cable coaxial (HFC) que ofrece velocidades de 1,000 megas (1 giga), destacó.

 

Solo 8% obtiene 100 megas o más

 

Los datos del NET confirman la necesidad de acceso a conexiones más rápidas. A septiembre de 2023, 50% de las suscripciones (2.03 millones) eran del rango de 1 a 5 megabits por segundo (megas); 42% eran de 5 a 100 megas; y sólo 8% tenían acceso a 100 megas o más.

 

Sin embargo, en su mapa de banda ancha, la FCC indica que 100% de las 1.7 millones de localidades de Puerto Rico tendrían acceso a 100 megas o más. La disponibilidad se basa en que las proveedoras satelitales Hughes Net y Starlink teóricamente podrían conectarse en cualquier punto de Puerto Rico, incluidos Vieques y Culebra. Pero este tipo de servicio sólo funciona de forma consistente si no hay obstrucciones entre el punto de conexión y el satélite, lo que representa un reto en áreas montañosas, con vegetación o alta densidad de estructuras.

 

Ahora, si se consulta la disponibilidad de banda ancha fija mediante otras tecnologías más compatibles con las condiciones de la isla, como fibra óptica, cable e inalámbrico, la FCC indica que Claro tiene disponibilidad en 85.15% de las localidades; Liberty en 83.67%; Aeronet Wireless en 68.33%; DM Wireless en 63.57%; y Neptuno Media en 33.44%.

 

En baja los empleos del sector

 

La industria emplea a 7,317 personas, según el dato más reciente publicado por el NET. Este total es cerca de 21% menos que los 9,240 empleos reportados en 2014, el año de mayor contratación en los pasados 10 años.

 

La contracción de plazas se mantiene a pesar de que la industria ha recibido importantes inyecciones de fondos públicos para apalancar las inversiones propias; que el sector tiene más jugadores de servicio directo que hace 10 años; y que las matrices de las tres proveedoras más grandes, Claro, Liberty y T-Mobile, reportan ganancias cada trimestre.

 

Sin embargo, las compañías entrevistadas apuntaron a que acrecerán sus equipos en 2024 para así ejecutar sus planes de negocio.

 

Por ejemplo, Virella -de WorldNet- indicó que su plantilla ha crecido de 180 a 200 y puede haber más reclutamiento este año para manejar “una ampliación que cubre Toa Baja, Vega Baja, Manatí y Aguadilla”.

 

Mientras, Martel -de T-Mobile- auguró que su equipo de 820 personas crecerá en el área de ventas, el personal de cuentas para negocios y también en servicio al cliente, “tanto a nivel de de T-Mobile dentro de Puerto Rico como de nuestro socio (de centro de llamadas) Atento”.

 

A su vez, Khoury proyectó que Liberty aumentará su fuerza laboral que, al cierre del 2023, rondaba las 2,500 personas.

 

Al sumar los 2,200 empleados de Claro, estas cuatro proveedoras representan 78% de la fuerza laboral del sector.

 

Fuente: El Nuevo Día

Never Miss a Beat

Get the latest AAFAF news. Subscribe to our Journalist Newsletter, exclusively for media professionals.