AAFAF - Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico

Municipios comenzarán a recibir dinero aprobado por la Junta Fiscal para paliar la inflación

Es producto de los $40 millones que aprobó el ente fiscal como parte del presupuesto de este año fiscal

 

El Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) comenzó esta semana a remesar a los municipios los $40 millones que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) les aprobó -como parte del presupuesto de este año fiscal- para mitigar la inflación y lo hace de forma tal que los más beneficiados sean los pueblos más necesitados, apuntó el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz, quien es miembro de la Junta Directiva del ente a cargo de manejar los recaudos municipales.

 

De hecho, de acuerdo con una tabla suministrada, los municipios más beneficiados son Barranquitas ($1,038,250), Comerío ($1,019,241), Naranjito ($945,797) y Adjuntas ($998,498).

 

Los $40 millones son fondos no recurrentes que dio la JSF en momentos en que sigue en pie la eliminación del Fondo de Equiparación. Este es un pote de dinero que se nutre de varias partidas, particularmente de los impuestos sobre la propiedad mueble e inmueble, y es distribuido a través del CRIM.

 

El alcalde de Naranjito, Orlando Ortiz, dijo que usará el dinero para varios gastos del ayuntamiento.

 

“(Con) Ese dinero, primero, vamos a cubrir la deficiencia que tuvimos con el Fondo de Equiparación y entonces cubrir demás servicios del municipio como el recogido de basura y pagar nómina. Voy a cubrir nómina que estuvo en riesgo por la pérdida del Fondo de Equiparación”, explicó Ortiz.

 

Precisó que con el recorte al Fondo de Equiparación correspondiente a este año fiscal, su municipio perdió poco más de $800,000, lo que puso en jaque el empleo de 75 empleados municipales irregulares. El pasado año fiscal el Municipio de Naranjito perdió $1 millón del Fondo de Equiparación, que debe desaparecer en el 2024.

 

Previo a enviar las remesas, el CRIM debió someter un plan con la distribución sugerida que fue aprobado por la JSF. El pasado 29 de julio la JSF envió una carta al CRIM avalando la distribución que beneficia mayormente a los municipios con mayor necesidad o menores recursos económicos, pues se utilizó la misma fórmula que se emplea para distribuir dinero a través del Fondo de Equiparación. Este es un pote de dinero que se nutre de varias partidas, particularmente de los impuestos sobre la propiedad mueble e inmueble, y es distribuido a través del CRIM.

 

“Es la fórmula de equiparación porque es la mejor manera para que la Junta de Control Fiscal lo aprobara. No aprobarían nada que no quede dentro de unos parámetros o delineamientos”, sostuvo el alcalde, quien es miembro de la Junta Directiva del CRIM.

 

Destacó que la forma de distribución fue discutida con la Asociación y la Federación de Alcaldes. La asignación de la JSF surgió con la aprobación del presupuesto para este año fiscal que comenzó el 1 de julio. Se otorgó como un paliativo a los altos costos de múltiples servicios y en medio de reclamos de los alcaldes para que se extienda la vida del Fondo de Equiparación que debe desaparecer, por disposición del plan fiscal certificado, en el 2024.

 

“El Fondo de Equiparación lo que hace es que reparte el dinero de una forma inversamente proporcional. (Lo que hace) es que coge al que más necesita le da más y el que menos necesita le da menos, y así que los municipios grandes podríamos estar recibiendo más de $300,000 en promedio y los pequeños, algunos pueden recibir más de $1 millón”, destacó el alcalde bayamonés.

 

El dinero representa una ayuda para miles de municipios que afrontan una crisis fiscal. Desde el azote del huracán María en el 2017, los municipios, entre otros entes, han recibido miles de millones de fondos federales que le han servido para sobrevivir. Estos $40 millones serán una ayuda adicional.

 

“Creo que, poco a poco, y quiero pensar que, los alcaldes han ido entendiendo los nuevos tiempos. Es cuestión de uno ser prudente, de saber cómo manejar el presupuesto como un buen padre de familia maneja su presupuesto. Dicho eso, tenemos que tener presente lo siguiente: al Fondo de Equiparación solo le quedan $88 millones”, dijo Rivera Cruz.

 

La JSF aún evalúa alternativas presentadas por los alcaldes federados y asociados para extender la vida del Fondo de Equiparación o, al menos, allegar más dinero a los ayuntamientos.

 

El alcalde de Bayamón recalcó que si se insiste en eliminar el Fondo de Equiparación, habrá municipios que perderán millones en fondos federales.

 

“Creo que no es razonable y que no han tomado en consideración muchos factores. Lo más importante es que, en la medida en que tú le quites todos los recursos a los más (municipios) pequeños, se van a perder también muchos fondos federales. A lo mejor, la medicina es peor que la enfermedad”, destacó el alcalde.

 

Fuente: El Nuevo Día

Never Miss a Beat

Get the latest AAFAF news. Subscribe to our Journalist Newsletter, exclusively for media professionals.